+34 639 41 93 17 mar@arte-de-cuidarte.com

DEPURACIÓN CON EQUILIBRIO

 

DEPURACIÓN CON EQUILIBRIO. ALIMENTANDO LOS HÁBITOS DE SALUD 

“Existen muchos tipos de depuraciones. Mejor que limpiar varias veces al año exhaustiva e incluso extenuantemente, es no ensuciar más de la cuenta” (El Arte de cuidArte dixit)

Si esto te da sentido, te invito a que sigas leyendo esta propuesta…

La depuración que yo te propongo desde el marco del Arte de cuidArte tiene como objetivo limpiar el cuerpo vaciándolo de las toxicidades acumuladas y que provocan un funcionamiento ralentizado o empobrecido de las funciones orgánicas necesarias para tener disponible al máximo nuestra energía de vida (OBJETIVO UNO).

Tener la energía disponible es Salud y se consigue gracias a un entrenamiento en hábitos de vida saludable de Alimentación · Movimiento · Pensamiento hasta que estos se interiorizan y pasan a formar parte de nuestro autocuidado cotidiano. 

Por tanto, esta depuración tiene también como objetivo ser la antesala a unos hábitos más saludables y sostenibles para nuestro día a día (OBJETIVO DOS). 

Para limpiar, antes hay que vaciar. Es decir, una depuración ayuda al organismo a soltar, a deshacerse de las impurezas acumuladas. Estas impurezas pueden deberse a tóxicos consumidos, pero también a los que el propio cuerpo genera y acumula por el hecho de estar vivos. En cualquier caso, el resultado es una sangre que se acidifica y puede alterar el sistema inmunitario. 

El cuerpo tiene sabios y poderosos recursos para autoregenerarse diariamente. Sin embargo, las dietas alimentarias actuales basadas en la industria alimentaria dificultan esta tarea, simplemente porque no son comida de verdad. Una ayudita por nuestra parte es fundamental. 

Vamos a limpiar las bujías y filtros de nuestra máquina terrenal y divina para que funcione mejor y, por tanto, nos podamos sentir mejor. A esto lo llamo yo “una historia de amor con la autoresponsabilidad y con nuestra salud”. ¡Así que vamos a enamorarnos! (OBJETIVO TRES).

Las depuraciones pueden ser superficiales o muy profundas. En mi opinión, esto no depende tanto del tipo de limpieza sino del compromiso de la persona con su proceso de Salud y apertura al cambio y a la flexibilidad que comporta el cambio.  Quiero decir, que si una persona enganchada a la nicotina y a la cafeína, consigue dejar de fumar y beber café, la depuración es muy grande. Pero si otra persona, pongamos por caso, está enganchada a las galletas después de comer, dejar de hacerlo, también puede ser absolutamente profundo con importantes repercusiones para su salud física, emocional y mental. Pues, en verdad, lo que estamos dejando ir son patrones de apegos que son causa y efecto de nuestras hambres afectivas muy arraigadas no solo a nivel individual y personal, sino a nivel colectivo y social. Este “dejando ir” es la limpieza.

La depuración que propongo con el Arte de cuidArte NO es un ayuno, tampoco es un détox monodieta. Insisto, es una preparación del cuerpo físico de vaciado y limpieza de toxinas para que pueda entrar de una manera coherente y gustosa en hábitos saludables y beneficiosos para la Salud integral: física-emocional y mental (INSISTO: OBJETIVO DOS). 

No entraré en describir los pormenores devastadores de la industria alimentaria. Tan solo recuerdo que NO es ni de cerca un modelo de salud. De hecho, está creado para generar enfermedad y en paralelo suministrar sus paliativos que vuelven a atraparnos en otros tipos de industria lucrativa: la farmacéutica y actualmente el marketing nutricional. 

La neurosis de nuestra sociedad se ha instalado del todo en nuestra relación con la comida y el alimento. Comemos más de lo que necesitamos porque lo que comemos está muy empobrecido (en el mejor de los casos) o tiene muy poco que ver con comida de verdad y nos deja insatisfechos y más vacíos aún que antes de comer. Esto es muy grave y explica el valor ansiolítico que depositamos en la comida. Para no desviarnos de lo que te quiero seguir contando, te lo resumo en unas palabras: Comemos muchas veces para dejar de sentir o sentir muy intensamente (son los dos polos del mismo vacío). Y podemos hacerlo de dos maneras: comiendo más de la cuenta y estando todo el día muy pendientes de la comida, o bien comiendo menos de la cuenta sin horarios y caóticamente. Son dos patrones que incluso combinamos según el día, la semana, o un período de nuestra vida. Darte cuenta de cuál es tu patrón es fundamental para poder cambiarlo (OBJETIVO CUATRO). 

¿CÓMO LO VAMOS A HACER?

Solicita el programa detallado, sin ningún tipo de compromiso, escribiendo un email a mar@arte-de-cuidarte.com. Tu correo electrónico no será usado para fines divulgativos de otros contenidos o actividades del Arte de cuidArte sin tu previo consentimiento.